AVISO PARA QUIEN QUIERA COMENTAR

EN ESTE BLOG NO SE ACEPTAN ANÓNIMOS (YA HAY BASTANTE DESPERSONALIZACIÓN EN ESTA SOCIEDAD COMO PARA ANDARNOS CON MÁSCARAS) NI QUE SE HABLE MAL DE NADIE (SE DISTINGUE ENTRE PERSONAS -TOTALMENTE DIGNAS- E IDEAS -QUE ES LO QUE CABE CRITICAR-). GRACIAS POR SU COLABORACIÓN.

¿Dónde está la sabiduría que perdimos en el conocimiento?
¿Dónde el conocimiento que perdimos en la información?
T. S. Eliot, Coros de La roca, I



miércoles, 25 de septiembre de 2013

La vocación del maestro: Rita Pierson



Every child needs a champion, Rita Pierson


Vi esta charla en TED hace unos meses, y la descargué en el ordenador inmediatamente. Rita Pierson es una señora simpática y divertida, pero sobre todo una maestra sabia.

Me quedo con todo lo que dice: puede haber muchos problemas en la educación, muchos enemigos externos; pero el peligroso de verdad es el que amenaza la propia vocación: la que nos hace crecer cuando nos esforzamos por hacer crecer al alumno.

Para ver la charla con subtítulos en castellano, aquí.

3 comentarios:

  1. Manel, champion!!, hoy lo he visto y es muy bueno. A la vez que disfrutaba de la charla aprendía inglés. Así que mira que bien.
    Te dejo un enlace gracioso:
    http://www.youtube.com/watch?v=imiJMIYx1zQ&feature=share
    Greatings from london!

    ResponderEliminar
  2. Jaja, muchas gracias, Pablo, me alegra que te haya gustado y servido. Muy bueno el de la RAE. Keep on learning and teaching! The best.

    ResponderEliminar
  3. Eduardo Sanz.
    Me ha emocionado. Por encima de los problemas cotidianos de la enseñanza; por encima de ideologías y leyes, por encima de nuestras quejas, sean del tipo que sean, no podemos olvidar las palabras de esta educadora.
    Cuando lo único que se oye son escusas para justificar los bajos resultados académicos, Rita Pierson nos regala su experiencia: una vida dedicada a la educación. En esta ocasión se expone la importancia de la vocación en la enseñanza. Establecer relaciones significativas para un aprendizaje significativo. Enseñar para que el individuo pueda crecer como persona. ¿Existe algo más satisfactorio?
    La tarea es ardua pero no imposible. Hacer sentir a los alumnos como personas especiales, porque lo son; elevar su autoestima y por ende su rendimiento. Hacerles sentir que son los mejores, que se sientan orgullosos de ser ellos mismos y de que pueden mejorar; motivarles.
    Y para marcar una diferencia en su vida, para hacerles hacer y hacerles sentir, hay que dedicarse, darse; dejar un legado de relaciones llenas de alegría.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario, lo leo dentro de un poco -es bueno darse y dar un poco de tiempo a los demás, así la vida se vuelve más humana- y te respondo