AVISO PARA QUIEN QUIERA COMENTAR

EN ESTE BLOG NO SE ACEPTAN ANÓNIMOS (YA HAY BASTANTE DESPERSONALIZACIÓN EN ESTA SOCIEDAD COMO PARA ANDARNOS CON MÁSCARAS) NI QUE SE HABLE MAL DE NADIE (SE DISTINGUE ENTRE PERSONAS -TOTALMENTE DIGNAS- E IDEAS -QUE ES LO QUE CABE CRITICAR-). GRACIAS POR SU COLABORACIÓN.

¿Dónde está la sabiduría que perdimos en el conocimiento?
¿Dónde el conocimiento que perdimos en la información?
T. S. Eliot, Coros de La roca, I



viernes, 22 de octubre de 2010

Leyendo el tatuaje de Lady Gaga

Jaime Nubiola me envía algo muy curioso: una imagen del tatuaje que lleva Lady Gaga en el brazo izquierdo. Curioso porque el tatuaje reproduce un fragmento de las Cartas a un joven poeta, de Rilke, grafiado en un floreado alemán.






Traducido es:
Descubra el fundamento que lo lleva a escribir; investigue si tiene raíces en el lugar mas profundo de su corazón; reconozca si para usted sería necesaria la muerte en caso de ser privado de escribir. Esto ante todo: pregúntese en la hora mas callada de la noche: ¿debo escribir?
De entrada descubro en el texto esa necesidad de la pasión que es habitual en el artista. La voluntad y autodeterminación necesarias para crear. También la faceta neorromántica de Rilke, y de tantos artistas actuales para los que el ciclo romántico todavía no ha terminado. Y esa excursión hacia el "fundamento", tan moderna, mostrado en el contexto de "raíces", "profundo", "corazón", "muerte", "hora más callada de la noche". 

Nubiola, en un jugoso artículo, se apoya en C. S. Peirce para indicar que: 
 ...en nuestra actividad investigadora nos encontramos andando sobre un barrizal, en el que caeremos si en lugar de seguir hacia delante nos detenemos en busca de un asidero firme e inconmovible.
Lo cito porque quiero aplicar esa idea aquí: un rasgo de buena postmodernidad -momento que en muchos aspectos es un barrizal- será corregir ese buceo en la inmanencia del yo como camino del éxito, ese legado de la modernidad romántica, con su estatismo y su incomunicabilidad; y abrir el arte a una comunicación con el otro, mientras no se deja de caminar atendiendo razonablemente tanto a las necesidades de la vida cotidiana, como a la propia interioridad y a lo permanente (que se puede llamar lo metafísico). 

Seguramente el consejo le vino muy bien al joven poeta. Pero creo que hoy hace falta un arte decididamente razonable, sin dejar a un lado la pasión, que no la inventó la modernidad romántica, y ya la reivindicaba nuestro buen Platón. 


Quizás llevar tatuadas estas cosas, como la Srta. Gaga, ayude a no olvidarlas. Yo, la verdad es que prefiero que me las recuerde mi pda, o las personas con quienes intento ser razonable. 




7 comentarios:

  1. Rilke... buen amigo. Pero, ¿barrizal? ¿Cuál? ¿El fundamento? No lo veo malo. Si encuentras "los" fundamentos, todo está ganado y el resto se han perdido. Incluso los académicos. La pasión no es sólo pasajera, también fundamenta, tras el calor y solidificándose, a la persona ¿no? A mí me gusta verlo así. Por suerte, la persona no está perdida, tiene un GPS escondido que se activa cuando ella no espera, je. Libertad, ¿para qué?, para libertad. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo con lo que dices, Rafa. Es una parte de todo lo que quería considerar. La verdad es que esta entrada era una reivindicación de los aspectos más pragmáticos y comunicativos de nuestro pensar, y por eso le he metido un poco de varapalo a la modernidad romántica.

    ResponderEliminar
  3. Sí, el mero romanticismo... Igual he sido virulento, perdona. Ya sabes, posmodernidad, nos afecta a todos, je.

    ResponderEliminar
  4. Me desmarco de gaga-rilke... por tu culpa he empezado la Odisea y me mola mucho. Lo he cogido en prosa, pero es mejor en verso? como hay q leerlo?
    Ah! Si la respuesta está en tu libro no digas nada, que lo voy a adquirir, ve pensando dedicatoria.

    un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Me encanta tener esa culpa, no me voy a arrepentir. Prosa, verso... depende de la versión: si es en verso, te lo encontrarás con un lenguaje arcaico, hipérbaton, ritmo... quizás sea demasiado. Te recomiendo una en prosa ahora mismo.
    Gracias por la adquisición del libro, ahí encontrarás más claves sobre la lectura, eso es verdad. Voy pensando la dedicatoria, cómo no. Por cierto, viernes 5, en el Bibliocafé, a a las 7:30, hago presentación musical, como en el FNAC, allí puedes hacerte con él, y te pondré una jugosa dedicatoria.
    Un fuerte abrazo, Fon.

    ResponderEliminar
  6. Hola Manel! Pues al final lo leeré en prosa, mejor, que sino es muy complicado.
    Ya he cogido tu libro en la fnac! porque el viernes 5 estoy fuera. A ver que otro día haces presentacion o nos vemos por ahi y me lo dedicas
    un abrazo grande!

    ResponderEliminar
  7. Ya me dirás, de tu lectura en prosa. Y muchas gracias por hacerte con un Leer o no leer. No te preocupes, quedaremos para un café y te lo dedico con mucho gusto. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario, lo leo dentro de un poco -es bueno darse y dar un poco de tiempo a los demás, así la vida se vuelve más humana- y te respondo