AVISO PARA QUIEN QUIERA COMENTAR

EN ESTE BLOG NO SE ACEPTAN ANÓNIMOS (YA HAY BASTANTE DESPERSONALIZACIÓN EN ESTA SOCIEDAD COMO PARA ANDARNOS CON MÁSCARAS) NI QUE SE HABLE MAL DE NADIE (SE DISTINGUE ENTRE PERSONAS -TOTALMENTE DIGNAS- E IDEAS -QUE ES LO QUE CABE CRITICAR-). GRACIAS POR SU COLABORACIÓN.

¿Dónde está la sabiduría que perdimos en el conocimiento?
¿Dónde el conocimiento que perdimos en la información?
T. S. Eliot, Coros de La roca, I



lunes, 15 de octubre de 2012

Sobre la belleza del borrador en la escritura

Un prejuicio romántico y otro tecnológico conspiran contra el borrador. El romántico dice que escribir bien, escribe quien tiene talento innato para ello, de modo que no hay que detenerse mucho en ninguna técnica. El escritor escribirá aunque esté durmiendo.

El tecnológico desconfía de todo lo que no se consiga apretando un botón o clicando. Así, miles y miles de jóvenes entienden como absurdo dedicar tiempo a algo que no esté ya sistematizado y puesto al alcance del consumidor. Dejemos que las máquinas lo hagan todo; hagamos lo único que no pueden hacer: apretarse su propio botón. 

Por eso, si por casualidad alguien intenta escribir y a los cinco minutos comprueba que lo producido no tiene mucho sentido, o calidad, es fácil que concluya: "no sirvo para escribir". No vio la belleza del borrador.

El borrador es la imagen inversa de unas ruinas. Hubo una plenitud, quedan las ruinas. Hay un borrador, puede haber plenitud. Historia descendente, historia ascendente. Todo lo humano es historia. Lo inmediato es el estornudo, y pocas cosas más. 

Las ruinas vienen, el borrador va. El borrador encierra una promesa, una intriga, una dificultad, un enigma... ¿por qué hemos sacado los borradores de la educación? ¿Seguimos educando personas?




4 comentarios:

  1. Suelo desconfiar por sistema de cualquier cosa que parezca un milagro, precisamente por lo que tiene de excepcional. Creo, y he creído siempre en el trabajo, así que no puedo más que estar de acuerdo con lo que dices.

    ResponderEliminar
  2. Cierto, Amando, habría que hablar también de la poesía del trabajo, del oficio... Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Ayer precisamente leía un artículo sobre ".. la maravillosa fecundidad del enigma" y hoy me encuentro con la posibilidad de que un borrador lo contenga. Me gusta la entrada y me anima a escribir más borradores. Gracias por ello.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a ti, Carlos, me alegra la coincidencia, y que te anime a seguir con los borradores, aunque ya sabes que el borrador es un escalón hacia el texto. Saludos.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario, lo leo dentro de un poco -es bueno darse y dar un poco de tiempo a los demás, así la vida se vuelve más humana- y te respondo