AVISO PARA QUIEN QUIERA COMENTAR

EN ESTE BLOG NO SE ACEPTAN ANÓNIMOS (YA HAY BASTANTE DESPERSONALIZACIÓN EN ESTA SOCIEDAD COMO PARA ANDARNOS CON MÁSCARAS) NI QUE SE HABLE MAL DE NADIE (SE DISTINGUE ENTRE PERSONAS -TOTALMENTE DIGNAS- E IDEAS -QUE ES LO QUE CABE CRITICAR-). GRACIAS POR SU COLABORACIÓN.

¿Dónde está la sabiduría que perdimos en el conocimiento?
¿Dónde el conocimiento que perdimos en la información?
T. S. Eliot, Coros de La roca, I



jueves, 27 de enero de 2011

Contar para ser


Este es un cuadro del genial Norman Rockwell, The War Hero. Lo he utilizado alguna vez para hablar de narración, escritura, identidad...

El cuadro te introduce inmediatamente en la escena, hace que quieras responder preguntas, y respondas rápidamente: ¿quién es? ¿qué hace? ¿qué significa la bandera? ¿qué pistas da el cartel y las fotos en la pared? ¿qué está contando? ¿por qué muestra esa expresión en el rostro? ¿qué hacen los demás? ¿qué están pensando?

Guerra, heroísmo, victoria, pero siempre la tristeza del horror, de la pérdida, de la culpa...

Narrar para vivir y ayudar a otros a vivir. La persona y la comunidad.

Tanto lo bueno como lo malo, hay que sacarlo fuera, si no, se pudre y hace daño.

¿Podéis oír el silencio circundante, el mundo que enmudece cuando alguien cuenta con sinceridad su historia? Es sobrecogedor. 

¡Fantástico, Rockwell!

8 comentarios:

  1. Me conecta diréctamente con uno de mis libros preferidos de John do Passos (Mediados de soglo)

    ResponderEliminar
  2. 8pues estoy bien con las teclas (DOS passos y mediados de sIglo)
    si lo mío son los pinceles

    ResponderEliminar
  3. No te preocupes Nani, la web hace que vayamos todos un poco apresurados. A ver cuando tienes exposición por Valencia, tienes que avisar.

    ResponderEliminar
  4. Una maravilla de cuadro y de entrada. En el cuadro, el gesto y la postura del hombre grueso con la camisa blanca, el que parece mayor, oyendo como como con menos curiosidad y más compasión, como si recordarara, como si ya supiera... es impresionante.
    ¡Y cómo se nota cuando alguien cuenta con sinceridad su historia! Tienes razón, hay una especie de sexto sentido para la verdad.

    ResponderEliminar
  5. Muy buen apunte, Cristina, cada personaje tiene su modo de ser escrito en el rostro.
    Yo creo que sí, ese sexto sentido existe, tanto para narrar como para escuchar la verdad.

    ResponderEliminar
  6. Un fragmento de este cuadro ilustra la portada de la edición en Seix Barral (2001) de "Reflejos en un ojo dorado" de Carson McCullers.

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias por el dato. Es un cuadro que está pidiendo una narración.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario, lo leo dentro de un poco -es bueno darse y dar un poco de tiempo a los demás, así la vida se vuelve más humana- y te respondo