AVISO PARA QUIEN QUIERA COMENTAR

EN ESTE BLOG NO SE ACEPTAN ANÓNIMOS (YA HAY BASTANTE DESPERSONALIZACIÓN EN ESTA SOCIEDAD COMO PARA ANDARNOS CON MÁSCARAS) NI QUE SE HABLE MAL DE NADIE (SE DISTINGUE ENTRE PERSONAS -TOTALMENTE DIGNAS- E IDEAS -QUE ES LO QUE CABE CRITICAR-). GRACIAS POR SU COLABORACIÓN.

¿Dónde está la sabiduría que perdimos en el conocimiento?
¿Dónde el conocimiento que perdimos en la información?
T. S. Eliot, Coros de La roca, I



miércoles, 28 de abril de 2010

Lectura desde la sabiduría

Leo en el ABCD las artes y las letras que el profesor Harold Bloom en breve tendrá nuevo libro publicado en castellano: Ensayistas y profetas. El canon del ensayo. Bloom suele escribir polemizante, hace pensar. Cuando he pensado a su hilo, con unas cuantas cosas no he estado de acuerdo, con otras sí. Por ejemplo, aquella idea del canon literario: me parece que es un ejercicio necesario. Luego tendremos que debatir quién entraría y por qué.  

Ahora, en Ensayistas y profetas, presenta un canon de críticos. En el ABCD aparecían fragmentos, y me llamó la atención lo que comentaba de Samuel Johnson:

Johnson nos enseña que la autoridad de la crítica como género literario depende de la sabiduría del crítico como ser humano y no de la corrección, o incorrección, de alguna teoría o praxis.

Olé, Mr. Bloom. Al final, el crítico es un señor o señora que lee, y no se transforma en un buzón, no deja su humanidad en el paragüero, cuando lo hace. Uno da lo que tiene, y tiene lo que es, y es lo que hace lo que tiene por bueno ser. Se es sabio o no se es; se lleva el código de barras de una ideología o no se lleva. Y a todos nos gusta más el primer tipo de persona-lector-crítico.

Creo.

1 comentario:

Muchas gracias por tu comentario, lo leo dentro de un poco -es bueno darse y dar un poco de tiempo a los demás, así la vida se vuelve más humana- y te respondo