AVISO PARA QUIEN QUIERA COMENTAR

EN ESTE BLOG NO SE ACEPTAN ANÓNIMOS (YA HAY BASTANTE DESPERSONALIZACIÓN EN ESTA SOCIEDAD COMO PARA ANDARNOS CON MÁSCARAS) NI QUE SE HABLE MAL DE NADIE (SE DISTINGUE ENTRE PERSONAS -TOTALMENTE DIGNAS- E IDEAS -QUE ES LO QUE CABE CRITICAR-). GRACIAS POR SU COLABORACIÓN.

¿Dónde está la sabiduría que perdimos en el conocimiento?
¿Dónde el conocimiento que perdimos en la información?
T. S. Eliot, Coros de La roca, I



jueves, 18 de marzo de 2010

Leer o no leer


Pues ya está aquí: os presento mi libro Leer o no leer. Sobre identidad en la Sociedad de la Información, recién publicado por Biblioteca Nueva (Madrid, 2010).

El libro parte de una intuición de fondo: a un buen lector, la lectura le ha acompañado desde la infancia hasta la madurez; en pocas cosas ha invertido tanto tiempo como en este hilo dorado que atraviesa las etapas de la vida, y que tanto parece tener que ver con esa identidad que se ha ido configurando con el paso de los años. Y esa experiencia merece una reflexión.

He querido poner sobre las páginas una fenomenología muy personal de la lectura, a partir de experiencias que han ido decantando en mí un depósito de cordialidad literaria. Es un ensayo literario en el fondo y en la forma, donde se convocan autores clásicos, modernos y contemporáneos, como en una tertulia de familia.

Dividido en más de cincuenta pequeños capítulos, la trama del libro va dando entrada a una diversidad de experiencias agrupadas en cuatro secciones. En “Historia antigua” se hace un ejercicio de memoria sobre el propio aprendizaje de leer y las primeras lecturas, hasta la adolescencia. El papel del maestro, los efectos identitarios de la lectura en voz alta, la figura de la mujer como transmisora de la sabiduría, la configuración comunitaria y el descubrimiento de la intimidad son algunos de los temas que surgen en este reencuentro revelatorio.

La sección “De libros y maletas” aborda las similitudes entre estos dos objetos, unidos por la analogía del viaje cargado de expectativa. Desde el viaje de Eneas hasta las sabias reflexiones de Kapuscinski, pasando por Erasmo, Tomás Moro, Tolstoi o Thomas Mann, he indagado ilusionadamente en la forja de identidad que supone el viaje lector.

En “Ritos” constato el perfil del hábito de leer, sus modos y sus alcances, y traigo a la tertulia viejos amigos como María Zambrano, T. S. Eliot, Conrad o Azorín, entre otros, para entablar una conversación sobre la relectura, la atención, la enseñanza de la lengua o el asombro.

Cierro el libro con una muy personal sección de crítica de lecturas, donde no sólo leo libros, sino también cuadros como Lavabo y espejo de Antonio López, objetos históricos como cucharillas de la época de la romanización de las islas británicas, incluso etiquetas y mensajes que inundan la comunicación urbana diaria. Antígona de Sófocles, Cartas a Lucilio de Séneca, Las confesiones de San Agustín, Como gustéis de Shakespeare, El Principito de Saint-Exupéry, Cartas de lejos de Josep Pla o Cuatro cuartetos de Eliot, son los textos literarios reseñados, en diálogo con los cuales reconozco una plural patria anímica.

Finalmente, agradezco a todos los que hicieron posible la fructífera experiencia literaria y humana que fue aquel primer blog, Leer y mirar, padre del presente. Con aquellos comentarios, aquellas entradas en tantos blogs tan personales y tan bien escritos, se fecundó mucho de lo que se puede encontrar en Leer o no leer.

4 comentarios:

  1. Qué maravilla, se me hace la boca agua, o los ojos, pero de alegría.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Enrique, lo importante es que lo leas. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Estimado José Manuel:
    Me ha cautivado, y me dejé seducir, por este-tu libro. Hoy mi mujer ha viajado y en la despedida del aeropuerto le pedí que lleve tu-mi libro (que me apresuré a terminar). Es un viaje largo y, como ya le había comentado del texto, me comprendió perfectamente cuando le dije que me llevaba en el libro en este viaje ... y que debía comenzar con "De libros y maletas". Quería compartirlo contigo, un abrazo, Roberto cespedes@rieder.net.py (Asunción, Paraguay)

    ResponderEliminar
  4. Bueno, Roberto, menudo elogio. Encantado de que te haya gustado tanto. Me anima a seguir escribiendo. Ya sabe que en este blog tienes tu "casa", y si vienes por Valencia, no dejes de avisar. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario, lo leo dentro de un poco -es bueno darse y dar un poco de tiempo a los demás, así la vida se vuelve más humana- y te respondo