AVISO PARA QUIEN QUIERA COMENTAR

EN ESTE BLOG NO SE ACEPTAN ANÓNIMOS (YA HAY BASTANTE DESPERSONALIZACIÓN EN ESTA SOCIEDAD COMO PARA ANDARNOS CON MÁSCARAS) NI QUE SE HABLE MAL DE NADIE (SE DISTINGUE ENTRE PERSONAS -TOTALMENTE DIGNAS- E IDEAS -QUE ES LO QUE CABE CRITICAR-). GRACIAS POR SU COLABORACIÓN.

¿Dónde está la sabiduría que perdimos en el conocimiento?
¿Dónde el conocimiento que perdimos en la información?
T. S. Eliot, Coros de La roca, I



domingo, 16 de marzo de 2014

Ruinas de Roma (poema)

Ruinas de Roma

Es tarde ya
junto a los templos de Torre Argentina,
y yo también he de irme con ellos.
Hubo dioses aquí, pero la primavera
ha sido aún más fuerte, y en la resina arcana
de los pinos contemplo el mito leve 
de mis días.
Aquí hubo un teatro,
y un rumor sacro de túnicas, aras,
y nadie escucha ya las voces ni los ecos.
Otra palabra, la del tiempo,
como los bárbaros constante,
se expande bajo el cielo como savia. Yo tiemblo
bajo el abril triunfante que volverá sin mí.

Asciende hasta mis labios la plegaria.

8 comentarios:

  1. Magnífico poema. Gracias por compartirlo. Un saludo muy cordial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Antonio, por la lectura y comentario, saludos cordiales.

      Eliminar
  2. ¡Es un privilegio recuperarte para la poesía! Ya sé que no publicarla no significa no escribirla, y que sus tiempos de maduración y de escritura son distintos, mayores, más caprichosos; pero ensanchan la vista estas ventanas de intensidad, entre tanta construcción de narrativa. Un tono de meditación que parece ir extendiendo su cadencia alrededor del poema, hasta ocupar todo el espacio con una sensación de calma, de una extraña nostalgia sin tristeza. La culminación del poema marca su diferencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, gracias Carlos, la verdad es que estaba poéticamente algo dormido, pero ya estamos aquí. Te agradezco mucho el comentario: es un honor para mí todo lo que tan generosamente dices.

      Eliminar
  3. Es inconmensurable el poema.
    Me he tomado la libertad y la temeridad de referenciarlo en algo que he escrito para mi propio blog: http://exiliosautoimpuestos.com/?p=263

    Perdonen el proselitismo.

    Un saludo, profesor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero bueno, pues muchas gracias Diego. A ti sí que te veo inconmensurable. Muchas gracias por la referencia en tu blog, que a partir de hoy me pongo a leer. Veo con calma tu texto, tiene muy buena pinta. Y disculpa, porque te debo mail. A ver si es pronto. Un abrazo.

      Eliminar
  4. No recuerdo tal deuda y de seguir insistiendo en ella me veré en la obligación de tomarlo como una afrenta.
    La escritura tiene sus propios tiempos, o eso me han enseñado mis maestros, ya sea epistolar, personal, poética o ficcional.
    Nada se debe hasta donde yo sé.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario, lo leo dentro de un poco -es bueno darse y dar un poco de tiempo a los demás, así la vida se vuelve más humana- y te respondo