AVISO PARA QUIEN QUIERA COMENTAR

EN ESTE BLOG NO SE ACEPTAN ANÓNIMOS (YA HAY BASTANTE DESPERSONALIZACIÓN EN ESTA SOCIEDAD COMO PARA ANDARNOS CON MÁSCARAS) NI QUE SE HABLE MAL DE NADIE (SE DISTINGUE ENTRE PERSONAS -TOTALMENTE DIGNAS- E IDEAS -QUE ES LO QUE CABE CRITICAR-). GRACIAS POR SU COLABORACIÓN.

¿Dónde está la sabiduría que perdimos en el conocimiento?
¿Dónde el conocimiento que perdimos en la información?
T. S. Eliot, Coros de La roca, I



miércoles, 2 de noviembre de 2011

¿Para qué sirve la literatura?, de Antoine Compagnon: una nota


Un libro pequeñito, por su tamaño y su número de páginas. Pero un imán. Pasan los días, los años, y vuelvo a él. Una tensión humana sostiene las letras -no el papel, menuda tontería-, que hablan de qué nos va o nos viene con esto de la literatura. Un poquito, solo un poquito, y os haréis una idea:

"!Llega a ser el que eres!", me susurra la literatura, según el mandamiento de la Segunda Pítica de Píndaro, retomada por Nietzsche en Así habló Zaratustra.

De ahí, para arriba.

6 comentarios:

  1. Temo hacer un comentario trillado si digo que: Mejor que no sirva para nada. En cuanto el encuentren utilidades, sonamos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Juan Ignacio, estoy bastante de acuerdo con tu reivindicación de la literatura como algo más allá de las urgencias de lo práctico, porque es devaluarla. Pero creo que es complementario decir que sirve, no para cosas, sino para crecer en el misterio de la persona. Gracias por el comentario.

    ResponderEliminar
  3. La literatura siempre engancha porque en nosotros siempre hay una tensión o difícil relación entre realidad y ficción.Entre otras cosas,la literatura es una válvula de escape sicológica

    ResponderEliminar
  4. Creo que es la diferencia, estoy de acuerdo.
    Estoy en la búsqueda de un término que lo exprese bien, que diferencie la utilidad práctica de lo provechoso para la vida.

    Quizás el punto de vista de la literatura como algo no-util aplica más a quien hace literatura que a quien la lee.

    ResponderEliminar
  5. Pues sí, sí, sí.
    Ese término, de algún modo tiene que ver con "dignidad": digno del hombre. Pero no acaba de sonar bien, o es que tenemos que limpiarnos los oídos.

    Para quien lee también puede ser "inútil", en el sentido antropológico que vas buscando, ¿no? Ciertamente, el escritor suele escribir por una necesidad identitaria: aquello le hace ser quien es.

    Gracias

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario, lo leo dentro de un poco -es bueno darse y dar un poco de tiempo a los demás, así la vida se vuelve más humana- y te respondo