AVISO PARA QUIEN QUIERA COMENTAR

EN ESTE BLOG NO SE ACEPTAN ANÓNIMOS (YA HAY BASTANTE DESPERSONALIZACIÓN EN ESTA SOCIEDAD COMO PARA ANDARNOS CON MÁSCARAS) NI QUE SE HABLE MAL DE NADIE (SE DISTINGUE ENTRE PERSONAS -TOTALMENTE DIGNAS- E IDEAS -QUE ES LO QUE CABE CRITICAR-). GRACIAS POR SU COLABORACIÓN.

¿Dónde está la sabiduría que perdimos en el conocimiento?
¿Dónde el conocimiento que perdimos en la información?
T. S. Eliot, Coros de La roca, I



domingo, 3 de junio de 2012

Buscaba las palabras adecuadas

Andaba yo leyendo una entrevista, de aquella serie del Paris Review, de los años cincuenta, por la que desfilaban escritores como Hemingway, Eliot, Faulkner... Y la andaba leyendo porque Hemingway se vino al taller la semana pasada. "De normal, tú, recorta" es mi consejo. Todos tendemos a enrollarnos; todos pecamos de brumosos, nadie parece darse cuenta -ya sé que estoy exagerando- porque nadie se impuso la tarea de enseñar a escribir a esos muchachos que fuimos (había cosas más interesantes, como avistar una proposición subordinada sustantiva O.D.). Total, que se nos vino el señor Hemingway, que en eso de acortar, ni este Gobierno.

Pero no solo en los "acortes"; dice muchas más cosas, la mar de interesantes. Aquí dejo una perla, es sobre las palabras adecuadas:


- ¿Reescribe mucho?
- Depende. Reescribí el final de Adios a las armas, la última página, treinta y nueves veces antes de quedar satisfecho.
-¿Había allí algún problema técnico? ¿Qué era lo que lo obstaculizaba?
-Buscaba las palabras adecuadas.


Ale. 

4 comentarios:

  1. ¡Qué consuelo pensar que a Hemingway le costó 39 intentos encontrar las palabras adecuadas! Lo entiendo perfectamente, aunque reconozco que es muy fatigoso.

    ResponderEliminar
  2. ¿Verdad? Tienes razón, pero como decían los latinos, dulcia in fundo.

    ResponderEliminar
  3. A mí lo que me maravilla es que a la 39 se quedara satisfecho, que en algún momento se pueda decir: ahora sí que sí, esta es la definitiva.
    ¿Cómo supo que lo que ese día era "sí", no le podía parecer a la mañana siguiente "no"?

    ResponderEliminar
  4. Pues creo que sí, Cristina, supongo que cuando llegas a la 39 es muy fácil haber perdido el sentido de lo que querías decir; o quizás no, y hay un gran proceso de depuración de lo que no quieres decir. Y supongo que Hemingway exageraba también un poco.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario, lo leo dentro de un poco -es bueno darse y dar un poco de tiempo a los demás, así la vida se vuelve más humana- y te respondo