AVISO PARA QUIEN QUIERA COMENTAR

EN ESTE BLOG NO SE ACEPTAN ANÓNIMOS (YA HAY BASTANTE DESPERSONALIZACIÓN EN ESTA SOCIEDAD COMO PARA ANDARNOS CON MÁSCARAS) NI QUE SE HABLE MAL DE NADIE (SE DISTINGUE ENTRE PERSONAS -TOTALMENTE DIGNAS- E IDEAS -QUE ES LO QUE CABE CRITICAR-). GRACIAS POR SU COLABORACIÓN.

¿Dónde está la sabiduría que perdimos en el conocimiento?
¿Dónde el conocimiento que perdimos en la información?
T. S. Eliot, Coros de La roca, I



viernes, 10 de junio de 2011

Lee para buscar, medita para encontrar

Fue ayer, hablaba con un amigo. Me decía que estaba emocionado con lo que estaba descubriendo en el último apartado del Catecismo de la Iglesia Católica: "La oración cristiana". Y que se le había quedado en la memoria una frase: "Lee para buscar, medita para encontrar". Luego he estado hojeando el catecismo y todavía no me he hecho con la fuente exacta. Ya saldrá.

Cuando se fue mi amigo, me vinieron a la mente mis alumnos: ni leemos con ellos, ni les enseñamos a meditar (ya sé que estoy exagerando). Por eso ni buscan ni encuentran. Se aburren.

Con la lectura podríamos incitarles a buscar, a adentrarse en el misterio de la vida; con la meditación, con el "hacerlo propio" de la lectura reflexionada y dialogada, podríamos ayudarles a asumir con libertad y responsabilidad lo que, sin saber, buscan. Que buscan con la pasión de esa edad contradictoria y transparente, pasión que quizás ya no volverá en el resto de sus vidas.

Sí, estoy un poco indignado. 

8 comentarios:

  1. "Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida" (Juan 14: 6-9).

    Ramiro Calle solo aconseja una cosa: "Medita".

    No te indignes.

    Un abrazo,
    Juan Pablo

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Juan Pablo, por la cita y el consejo. Ya se me ha pasado la indignación.

    ResponderEliminar
  3. Yo por eso mismo hace poco que he vuelto a dibujar.

    ResponderEliminar
  4. Qué interesante, Nani: el dibujo como vuelta a la búsqueda y al hallazgo en la pintura, ¿no?

    ResponderEliminar
  5. Sinceramente creo que debería de exagerar aún más, porque la realidad se ciñe muy bien a sus palabras.
    Dos infinitivos que no entiendo muy bien en esta frase, ¿Realmente se lee para _buscar_ y se medita para _encontrar_?.

    Gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias de nuevo. Bueno, la verdad es que se podría exagerar un poco más, porque en muchos sitios ocurre así.

    Sobre los infinitivos: se puede leer con diversos fines, pero uno muy importante es el impulso de buscar sentido para vivir; y sólo meditando el lector hace suyo el texto; Tolkien habla de la aplicabilidad de texto: el buen lector debe descubrir qué le está diciendo el texto a él, sin negar lo que el texto dice en sí.

    ResponderEliminar
  7. Muy de acuerdo. Si encuentras el contexto de esa frase... vendría bien.

    Saludos,

    Jesús V.

    ResponderEliminar
  8. Muy bien, lo buscaré y te diré. Saludos.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario, lo leo dentro de un poco -es bueno darse y dar un poco de tiempo a los demás, así la vida se vuelve más humana- y te respondo