AVISO PARA QUIEN QUIERA COMENTAR

EN ESTE BLOG NO SE ACEPTAN ANÓNIMOS (YA HAY BASTANTE DESPERSONALIZACIÓN EN ESTA SOCIEDAD COMO PARA ANDARNOS CON MÁSCARAS) NI QUE SE HABLE MAL DE NADIE (SE DISTINGUE ENTRE PERSONAS -TOTALMENTE DIGNAS- E IDEAS -QUE ES LO QUE CABE CRITICAR-). GRACIAS POR SU COLABORACIÓN.

¿Dónde está la sabiduría que perdimos en el conocimiento?
¿Dónde el conocimiento que perdimos en la información?
T. S. Eliot, Coros de La roca, I



sábado, 19 de febrero de 2011

Cuatro notas sobre La ola, de Dennis Gansel


I
Esta semana participé en un seminario interdisciplinar en mi colegio. Versó sobre la película La ola, que ya he visto cuatro veces: me sigue pareciendo buena, y eficaz desde el punto de vista educativo. Un grupo de profesores hicimos una serie de intervenciones breves, cada uno desde su asignatura. Luego los alumnos prepararían preguntas, y finalmente habría un coloquio. Incluso invitamos a un profesor universitario de antropología para la mesa redonda final. Yo les hablé del lenguaje. 

II
Me interesa el modo en el que el lenguaje es necesario para crear un espacio. Un espacio de relaciones, existencial. De vez en cuando lees en la prensa el hallazgo de un niño en alguna jungla, criado entre lobos u orangutanes. Necesariamente, el niño no habla. Para él, el espacio vital es espacio animal, de pura supervivencia. En cambio, para alguien que habla, surge otro espacio, el antropológico. A través del lenguaje verbal se accede a la relación con la otra persona en cuanto persona. El lenguaje crea un centro, un orden, donde sólo había relaciones de instinto. 

Una de las primeras escenas de la película muestra dos jóvenes intentando hablar acodados en la barra del bar de una discoteca de adolescentes. Todo es una amalgama de ritmo contundente, oscuridad, droga, incitación sexual. No es fácil el lenguaje humano en ese contexto, verdaderamente es innecesario. Uno de los jóvenes se sorprende del mundo en el que viven: cada uno va "a su bola", busca solitariamente su placer, y si entras en internet -dice- resulta que las páginas más buscadas son las que refieren a la cantante Paris Hilton. La mención de internet no es gratuita: es el gran espacio de relación, donde no hay puntos de referencia sobre la calidad de "las cosas", donde el impacto efímero de una cantante de moda acapara la brújula del ratón de los internautas. Donde no hay centro.

III
Y luego aparece en la película ese experimento comunitario que pone en marcha el profesor, y que se le escapa de las manos. Surge un nuevo lenguaje, verbal y no verbal, que instaura un orden, un centro; y este centro encuentra un eco inesperado en los corazones de los jóvenes, que venían sufriendo -sin saberlo, la mayoría- esa ausencia de referentes morales razonables. Pero el nuevo orden, el nuevo centro, con su vistoso lenguaje, traerá también problemas, porque no reconoce la dignidad de la persona.

Mis colegas de historia, filosofía, religión, antropología, hacen sus aportaciones. Los alumnos piden el turno de palabra, preguntan, opinan con sinceridad, algunos con pasión: a todos nos quedan muy claras las conexiones del experimento comunitario con el totalitarismo, el fascismo, el comunismo... Qué fácil es pisotear la dignidad de la persona, negarle un espacio antropológico en el que desarrollarse, sea mediante el silencio o el ruido, sea mediante un lenguaje que se olvida de ella mientras ensalza al grupo, la etnia, la clase, la idea o un dios que pide sangre ...

IV
El lenguaje, un medio, no un fin.

3 comentarios:

  1. Y el lenguaje como principio, principio de conocimiento. Aunque no tengamos un libro delante, aunque estemos meditando, siempre tendremos una voz interior que "pronunciará" palabras. Cuanto más conocimiento de lenguaje se tenga, cuanto más vocabulario más conocimiento se tendrá.
    Sinceramente soy de los que opina que si algo no se puede decir con palabras es que no se sabe. La típica excusa de "yo sé lo que quiero decir, pero no me sale", para mí, es un sin sentido, si no te sale es que realmente aún no ha entrado, tan solo ha habido un ademán, un espejismo. ¿Qué opina de esto último?

    ResponderEliminar
  2. creo que desde hace unos años a esta parte es todavìa màs fácil, ciertas tecnologìas lo facilitan (pensando en Internet) pero de una manera mucho màs cobarde y que le da a algunas personas la ficción de estar desarrollando una habilidad, que no es màs que un conocimiento tècnico, para un procedimiento indigno que es un secreto a voces, solo que a veces no se puede "probar" jurídicamente. Penosamente muchos de los que lo hacen (a escondidas, anònimamente y "en red") luego dan largas charlas sobre derechos, reproduciendo pràcticas autoritarias en el espacio supuestamente impune de lo tecnològico, que no deja por eso de tener sus efectos. Es un comentario debido a una situación personal, pero casualmente estoy leyendo "Pisando los talones" de Mankell. El asesino, (No LEAN SI NO QUIEREN SABER) parece que es un cartero, alguien que abre las cartas y no soporta la felicidad ajena, necesita interrumpirla, no puede comunicarse con los demàs si no ocupa un espacio de poder, ante las personas, si no tiene el poder de humillarlas, sonroja y huye. Sucede también con mails y blogs.
    saludos
    (como digo siempre que me gusta un blog, "muy lindo tu blog")

    ResponderEliminar
  3. Nicias, estoy bastante de acuerdo con lo que dices. Sólo propongo un matiz: a menudo sí es verdad que hemos tenido una ocurrencia o una experiencia nueva, y necesitamos "trabajar" un poco el lenguaje, exprimirlo un poco más, para poder asumir esa novedad. El espíritu, la persona, siempre van por delante del lenguaje, aunque paradójicamente lo necesite. Lo de lo sé, pero "no me sale" puede ser una coartada para la pereza (desde luego, si ocurre en un contexto educativo, suspenso). Habría que contestar: pues sigue esforzándote, porque si es importante para tu vida, necesitas de algún modo ser capaz de hacerte con ello, con palabras. Hasta donde puedas.

    Laura, gracias por el comentario. Si te refieres al anonimato, estoy muy de acuerdo. En internet es muy fácil despersonalizarse, exige mucha más honradez comunicativa que la que exigiríamos en la conversación presencial. Aunque haya quien piense que es al revés.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario, lo leo dentro de un poco -es bueno darse y dar un poco de tiempo a los demás, así la vida se vuelve más humana- y te respondo